¿Por qué es importante la actina?

En principio, debes saber que se le nombra actina a una familia de proteínas de carácter globular que son encargadas de dar forma a los microfilamentos, en este sentido se considera como uno de los elementos principales que componen al citoesqueleto de células que pertenecen a organismos eucariotas.

La actina puede estar presente de diferentes formas, una de ellas es conocida como actina G y es cuando se presenta como un monómero y de forma libre, por otro lado, puede presentarse como parte de polímeros lineales, atribuyéndole en nombre de actina F o también conocidos como microfilamentos.Actina

Es un elemento que forma parte fundamental para la movilidad correcta de la célula y también influye de manera significativamente en la contracción de la hora al momento de la división celular.

Se estima que esta proteína se observó por primera vez por el científico W.D Halliburton, aunque según lo estudiado no tuvo la capacidad para describirla de la manera correcta, es entonces como más adelante se atribuye su descubrimiento y definición a Albert Szent-Györgyi, un químico que pertenecía a la Universidad de Szeged ubicada en Hungría y que dio paso a estudios más profundos de esta proteína tan importante para el funcionamiento del organismo.

¿Por qué es importante la actina?

Dentro de la importancia de la actina, destaca el hecho de que dentro de las sustancias proteicas que componen la célula, ocupa una gran parte de las mismas y es una constante que se ha mantenido a pesar de la evolución de los organismos. Es así como pasa a ser una pieza fundamental en los procesos biológicos ya que se considera como una enzima que hidroliza ATP.

Adicionalmente, la actina cuenta con interacciones constantes con proteínas de otro tipo que en conjunto se vuelven en elementos fundamentales para el desarrollo de la vida celular y el comportamiento correcto de las células.

Dentro de las interacciones más importantes se encuentran los vínculos que establece con proteínas como la miosina o la vilina, la interacción con esta última puede ser de gran beneficio ya que permite la formación de microfilamentos que dan a la célula la oportunidad de reajustarse rápidamente ante situaciones que ocurren en su entorno, o señales emitidas por el propio organismo.

Actina funciones

De estas interacciones surgen procesos que contribuyen también con el aumento de la superficie celular, por lo que hay muchas más posibilidades para absorción por parte de la célula y aumenta las posibilidades a su vez de generar tejidos importantes. Así mismo, es una buena contribución con para que algunas enzimas se puedan anclar.

Otro punto importante a destacar es que puede producir movimiento, ya sea por cuenta propia o por motores moleculares, lo que estimula el transporte de vesículas y orgánulos así como la migración celular. Es así como se vuelve importante para procesos de desarrollo embrionario, la recuperación de heridas e incluso invasividad de enfermedades como el cáncer.

Debes saber que para hacer un control o seguimiento de estas células, es necesario rastrear las células procariotas.

Importancia a nivel clínico

Es una de las proteínas que incide en muchos procesos del organismo ya nivel clínico es altamente estudiada, pues se estima que una gran cantidad de enfermedades tienen como origen o base, posibles alteraciones genéticas en áreas donde se produce la actina o en su defecto algunas de las proteínas asociadas.

Por otro lado, es considerada altamente importante en los procesos de infección que se producen en microorganismos patógenos, es probable que si una persona cuenta con mutaciones en los genes que producen la actina, se generen padecimientos como alteraciones en el tamaño, presencia de sordera, afecciones en la función cardiaca y algunas miopatías.

Es una proteína que desempeña un papel importante en la división celular, proceso conocido como citocinesis. También influye significativamente en el proceso de muerte celular programada, conocido como apoptosis y finalmente importante en los procesos de adhesión celular.

También hace su presencia en la modulación de la expresión génica.

¿Cómo es su estructura de la actina?Actina estructura

Lo primero que debes saber es que es una de las proteínas que cuenta con mayor presencia en los eucariotas y que se encuentra disponible en todo el citoplasma. Así mismo, cuando se habla de fibras musculares, se puede decir que esta proteína representa un 20% del peso de proteína celular, mientras que en otras células animales puede representar entre el 1 y el 5 %.

Definir la estructura de esta proteína puede variar dependiendo del tipo al que se haga referencia, pues dependiendo de cada organismo, la información genética puede variar y genera indicaciones diferentes a la hora de generar la actina, y es allí donde se producen las diferentes variaciones, que incluso pueden tener ligeramente funciones distintas. Para darte un ejemplo, en las plantas, las familias de genes están compuestas por 60 elementos o más, mientras que en los seres humanos se compone por 30 elementos o más.

Es así como se puede definir que esta proteína se presenta en dos formas, una de ellas corresponde a los llamados monómeros globulares o también conocidos como actina G, y por otro lado se encuentran los polímeros filamentosos que son conocidos como actina F, dentro de la estructura de esta última, se encuentran filamentos compuestos por una gran cantidad de monómeros de actina G.

Dentro de la estructura se encuentra que a cada hebra de actina, se adhiere una molécula de adenosín trifosfato o también conocida como ATP, o también se puede adherir una molécula de adenosín difosfato que se encuentra asociada a un catión Mg2+. Esta proteína, independientemente de la forma en la que se presente, mantiene un estado de conservación evolutivo y suele presentarse en un nivel elevado de concentración.

La estructura de estas proteínas se ha mantenido a lo largo de los años y procesos evolutivos de una mantera increíble, pues los cambios que se han presentado son ligeros y por ende se ha podido determinar que su presencia en el organismo es fundamental para la vida.